SURVIVORNET 
JUAN 17:15 



  El Emperador Romano Constantino en medio del       Concilio de Nicea                     (325 DC).

        El Credo de Nicea

Veremos al Mesias regresar 
          en las nubes

     Martires en el Coliseo                     Romano

             Miguel Servet

            Juan Calvino

            Miguel Servet

     Emperador Constantino

    Constantino en la batalla              contra Majencio

Obra revisada de John Foxe

          Santo Constantino

      Arco de Constantino

      Estatutos Perpetuos
          en el TORAH

      Las Siete Festividades
                De Israel


      Doctrina de la Trinidad

 Las Cruzadas y el Emblema

Modedas del Emperador Constantino con
la corona del Sol Invicto


Representación de la deidad del Sol, Apolo en el aire, tirando del carruaje del Emperador Constantino. Esto se encuentra el el Arco conmemorativo de la batalla sobre el puente Milvio, contra Majencio.
Arco conmemorativo en las afueras del coliseo de Roma

    Constantino y la quema
      de los libros de Arrio

Concilio de Nicea (325 D.C.)

      Busto de Constantino

     Busto de Dioclesiano

      Imagen de Fausta.                Esposa de Constantino

       Imagen de Crispus,                  Hijo de Constantino

 Busto de Constancio Cloro,       padre de Constantino

    Victoria sobre Majencio,                  Puente Milvio

             Santa Elena

Elena, madre de Constantino

  La Tetraquia que gobernaba     antes de que Constantino la              derrumbara

Byzamtium o Constantinopla



        San Constantino

Con esta señal conquistarás,   estatua conmemorando su              coronación

      Doctrina de la Trinidad

 Las Cruzadas y el Emblema

                 Oráculo
 
                  Reliquias:
   Clavo de la Cruz de Cristo

            Sangre de Cristo
               El Rostro

             El Sudario

  El Concilio de Nicea produce           el Credo de Nicea


            Santo Ambrosio             condenando a un Arriano

     La corte condendenando                 el Arrianismo

           La Cruz Labaro          Emblema de Constantino

  Asistieron 318 Obispos con      sus asistentes cada uno

            Las Fogatas

A CONTINUACION 
EL CREDO DE NICEA:

"Creo en un sólo Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un sólo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios
nacido del Padre antes de todos los siglos:

Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,

engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,

por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres, y
por nuestra salvación bajo del cielo,

y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre;

y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;

padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según
las Escrituras,

y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,

que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria,

y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una,
santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un sólo Bautismo para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén."

         General Titus                      Destruye Jerusalem

      Saqueo del Templo

     Destrucción del Templo

             3ra Diaspora

        Saqueo del Templo 

            Bar Kochba

        Emperor Severus




         Calendario Hebreo                   de los Festivales

          Fiesta de Pascua

      Elementos de la Cena

 Yeshua celebrando la Pascua

         Pan sin Levadura

Localizacion de las Sinagogas

  Comitatanese Soldier of the          Constantine Army

        Simbolos de Israel

             Santo Agustin

            Santo Jerome

     Emperador Justinian

           Las Cruzadas

         Knights Templar

           Las Cruzadas

   La poblacion Judía actual

      El Papa Gregory VII

Escena de la Santa Inquisición

Nazis contemplando la quema           de una sinagoga

   Quema de la Sinagoga en          Wiesbaden, Alemania

    La luz siempre encendida         dentro de la Sinagoga,
            "Ner Tamid"

    Interior de una Sinagoga











EL CONCILIO DE NICEA Y LA INFLUENCIA DE CONSTANTINO


LA CAUSA RAIZ DEL PROBLEMA.

 

Introducción:

Al mirar a las iglesias de hoy, sea católicas, protestantes, judeo mesianicas y las variedades de sectas derivadas, me inquieta pensar todas alegan representar el evangelio verdadero de Jesús, y que todas guardan animosidad unas contra otras.

Pienso que hay gente buena dentro de todas ellas, que aceptaron a Jesús y han sido bautizados. Que llevan una vida decente y están tratando de criar a sus hijos como buenos cristianos en el mundo de hoy, esperando ansiosamente el retorno del Mesías. 

Sin embargo, se que cuando llegue el tiempo de aflicción, de persecución, algunos de estos cristianos entregarán a los otros cristianos (con diferencia en doctrinas) a manos del opresor (Juan 16:2).

Hoy esperamos ansiosamente el regreso de nuestro señor Jesús, el Mesías. Sin embargo todas las iglesias interpretan los eventos antecedentes a su regreso, de manera diferente. Hay cismas doctrinales entre todas las iglesias, y estas divisiones se pueden atribuir a los dogmas y doctrinas acordados en el Concilio de Nicea y en los concilios posteriores a este. 

Mucha sangre inocente ha sido derramada en defensa de la verdad de la palabra de Dios, todavía más sangre inocente será derramada entre cristianos en los últimos tiempos. 

Un ejemplo de esta intolerancia y persecución en el nombre de Dios, lo fue la quema de Miguel Servet, matemático español y teólogo aficionado quien difería de la interpretación de los otros teólogos sobre el Concepto de la Trinidad. Juan Calvino lo consideraba un enemigo a muerte, tal que lo hizo encarcelar al entrar a Ginebra (Suiza) y después de torturarlo sin misericordia, lo quemaron vivo, con madera verde, a fuego lento. 

Sus acusadores le llamaron hereje y preso de satanás, por no aceptar el Concepto de la Trinidad, por insistir que el bautismo de infantes era un error y que Jesús es el hijo de Dios, engendrado [formado, causado a ser] por el padre.

He aquí el propósito de este estudio, refrescar la memoria del cristianismo, mirar el pasado para estar alertas y preparados para el futuro, para el regreso en las nubes del Mesías y el establecimiento de su Reino Milenario.


EL CONCILIO DE NICEA y SU EMPERADOR CONSTANTINO

Vamos a continuación a explicar que fue el Concilio De Nicea (325 D.C.) y su efecto en el cristianismo y el mundo moderno. Como parte de la lectura, presentaremos la figura del controvertible Emperador Constantino I (autodenominado el grande) tal como fue percibido en la antigüedad y como se interpreta en el presente.

Presentaremos algunos datos biográficos obtenidos de diferentes fuentes y autores. Describiremos el contexto histórico de su ascenso al poder y su autoridad como Emperador de Roma dentro del Concilio de Nicea y dentro de la iglesia cristiana. 

Veremos como se formó la persona [la mente] de Constantino, su preparación militar, su obvias destrezas como estratega que manejó múltiples batallas y en todas victorioso, entenderemos sus razonamientos y luego sus habilidades políticas.

No escribo una tesis. Menciono las referencias en la oración donde se usa el material de otro autor. No incluyo bibliografías al final. He citado los pasajes bíblicos relevantes a esta historia, usted, como lector bíblico, podrá buscar en la historia documentada del mundo y en la sagrada escritura, los eventos y persecuciones que de aquí en adelante le describiré. 

Por ejemplo, hay mucha información que verifiqué en la enciclopedia católica, que está disponible en-línea, también he utilizado el Libro de los Mártires de John Foxe, he buscado la historia de Juan Calvino, he utilizado artículos tal como el magazine de Petah Tikvah Vol. 14, No. 3, donde analiza el efecto de los concilios sobre los judíos y la distorsión en las fechas de festividades solemnes del pueblo de Israel, desde entonces hasta hoy.

 ¿Quién fue Constantino?

Constantino significa muchas cosas para variedad de grupos. Para la iglesia ortodoxa griega (Imperio Bizantino) el es un santo. Su imagen aparece en las iglesias y arte religioso. En la Iglesia Católica se le estima como el hombre (inspirado por Dios) que puso en orden la casa de Dios, que batalló contra la herejía que atentaba con destruir la fe cristiana. De hecho, bajo Constantino la iglesias romanas bajo su protección recuperaron todas sus propiedades, que habían sido embargadas a través de las persecuciones de anteriores emperadores romanos. Se les permitió ejercer la fe cristiana, siempre y cuando no incluyeran las herejías de Arrio y los Donatistas.

Bajo Constantino, todos los caminos de Roma fueron puestos a la disposición de la iglesia cristiana que aceptare su autoridad y la de sus obispos. Este sistema de caminos fue el equivalente de nuestras autopistas modernas. Sirvieron para eliminar distancias entre los pueblos, para adelantar el comercio y para movilizar rápidamente los ejércitos. Estos mismos caminos le sirvieron a los cristianos de la época, para propagar el evangelio de Jesús.

Constantino ha sido el causante de que la bendición contenida en las promesas del Dios de Abraham, Isaac y Jacob a su descendencia, estuvieran alejadas de nosotros. 

El emperador cambió el dia de descanso constituido por Dios, cambió el calendario lunar junto con las fechas que Dios le ordenó a su pueblo honrarle de manera especial, e implementó el calendario gregoriano hasta el día de hoy. 

Insertó la Doctrina de la Trinidad, confundiendo el entendimiento que tiene el hombre, sobre la naturaleza de Dios. Inutilizó el Bautismo de Juan y contaminó los templos con imágenes, reliquias e idolatría pagana. 

El impacto ha sido terrible, y ahora, en estos tiempos del fin, podemos comenzar a ver la magnitud del engaño. 

Por esa razón el Espíritu Santo de Dios está restaurando las fiestas en sus fechas correctas, revelando a la asamblea, la verdad de las bendiciones a que el pueblo de Dios tiene herencia y promesa, para sanar enfermedades, estar en prosperidad y honrar a Padre bueno y eterno según fueron instruidos Abraham, Isaac y Jacob.

Este es Constantino, no un príncipe y valuarte de la asamblea de los creyentes en Jesús, sino un principado y fortaleza de error y muerte.

¿Cómo pensaba Constantino?

El fue un emperador descendiente del Sol, a quién se le debía adoración, según el rito religioso a los emperadores de Roma. Como los que fueron antes que el, se le erigieron altares en su honor. En el tiempo de Constantino, en Roma el emperador era objeto de culto y adoración.  Antes que el, otros emperadores habían luchado por que se les reconociera como seres divinos, pero no empece al derramamiento de sangre incesante y el uso del poder contra los que se oponían, no tuvieron el éxito que tuvo Constantino. Lo consiguió usando su habilidad política en el terreno religioso, dando poder a los obispos y devolviéndoles posesiones, propiedades e influencia que los emperadores anteriores les habían quitado.

El pensaba como un ser divino y guerrero. Con autoridad proveniente del cielo y general del ejército romano, el más poderoso del momento. Creció como militar, dominaba la estrategia y la intriga política.

Cuando conquistó el favor de los obispos en el concilio de Nicea y fuera de el, logró aumentar su influencia dentro de la iglesia y su poder político dentro del imperio romano, sin derramar sangre en guerras, en ese momento.

Entonces la iglesia toleró el culto al emperador, en sus diferentes manifestaciones.  Entonces le fue permitido al ciudadano hablar de la divinidad del emperador, sin miedo a ser acusado de idólatra. Por ejemplo, se podía hablar del palacio sagrado, su aposento sagrado y el altar del emperador.

Constantino rechazó el que se le hicieran sacrificios a su nombre, pero no impidió que los obispos lo aclamaran como un ser angelical, divino.

Acostrumbraba aparecer en público, en los concilios y ante la corte vestido con las ropas más lujosas, cargado de adornos de oro, al estilo oriental, marcando un antecedente como un emperador que gobierna  rodeado de riquezas en nombre de Dios, aunque Dioclesiano ya habia dado muestras de ello en su corte de Nicomedia.

Si la política del estado se lo requería, podía ser muy cruel. Fue responsable de la estrangulación de su cuñado Licinius y de flagelación el hijo de este. También de la muerte de su propio hijo Crispus y de la sofocación en agua hirviente de su esposa Fausta.

Constantino como gobernante, político y militar

Constantino el Grande (Cayo Flavio Valerio Claudio Constantino) era hijo de un militar al servicio de Diocleciano, Constancio Cloro, que asumió la gobernación de la parte occidental del Imperio cuando Diocleciano claudicó en el año 305 D.C.. Su madre fue Elena, concubina de Constancio, de quien tuvo un hijo, Constantino. Desde joven vivió y creció en la disciplina militar. 

La Enciclopedia Católica anota que Constantino libró muchas batallas siendo su ejercito el de menor tamaño frente al otro superior en cantidad y estructura. En cada batalla vencía por la disciplina de su ejército. 

Sus soldados lo admiraban por el arrojo y el ímpetu con que se lanzaba ante el oponente.  Disfrutaba de compartir directamente con todos los soldados, llegando hasta el soldado raso, escuchándolo y dándole muestras de respeto. Su ejército lo admiraba y respetaba. 

Estas cualidades luego las aplicaría para unificar a los obispos de las iglesias en agrias disputas, para unificarlos a su imperio romano, para insertar la iglesia dentro del estado, y el ganar influencia y dominio sobre los asuntos de la iglesia.

 

Muerto Constancio (padre de Constantino) al año siguiente en Britania, las tropas allí estacionadas proclamaron emperador a Constantino; pero hubo de librar duros combates contra sus rivales hasta que, en la batalla del puente Milvio (312 D.C.) se impuso a Majencio y se hizo con Roma. Es en este periodo que Constantino alegó tener la visión en sueños del símbolo de la cruz en llamas y la voz que le gritaba con esta vencerás. Esta visión fue parte instrumental de una estrategia dirigida a la superstición de su oponente Majencio, quien se alegaba usaba magia y portentos para demostrar que los dioses estaban a su favor y poder inspirar a su ejército a ganar las batallas.  

Con la victoria sobre Majencio, obtenía la parte occidental del Imperio, mientras que la oriental, controlada por Licinio, no pasó bajo su poder hasta el 323 D.C. (batalla de Adrianópolis). Desde entonces hasta su muerte ejerció como emperador único (Totius Orbis imperator).El emperador Constantino otorgó el título "Augusta" (honorable" a su madre Elena. La envió a Jerusalém a recolectar reliquias sagradas como la cruz de cristo ("veracruz", con poderes curativos), el manto sagrado y los clavos utilizados en la crucifixión de Jesús, de los cuales colocó uno en el arnés del caballo del emperador, para que le sirvieran de apoyo a su hijo constantino. Estas reliquias están depositadas en varíos lugares de Roma, entre ellas basílicas del Vaticano, algunas construidas por orden de Constantino para estos propósitos. 

Como reseña de su vida de César y Augusto, se dice que Constantino venció a todos sus enemigos internos, todos grandes hombres, Maximiano, Liciano, Majencio, aún con ejercitos menores en número. Cuando se hizo único soberano en Roma, consolidó las reformas de Diocleciano, su antecesor, aunque Constantino mismo fue el responsable del derrumbamiento de la tetrarquía (el poder estaba compartido entre cuatro, poder dividido) debido a su ambición y visión de ser único y máximo emperador sobre Roma.

En cuanto al ejercito dió mayor importancia a la caballería, tanto en número (aunque seguía siendo inferior a la infantería) como en la parte estratégica.

Su decisión en 325 D.C. de fundar una nueva capital (Romana) sobre Byzantium, antigua colonia griega, transformó el mundo romano como ninguna decisión anterior, significando al mismo tiempo el acta de defunción para el mundo romano occidental. El lado occidental del imperio ahora estaba aislado, lejos de la capital y casi abandonado a las invasiones de los barbaros, en contradicción al imperio oriental, que perduró muchos siglos, más próspero y estable, económicamente pujante, con grandes cantidades de terreno cultivado y en paz.

Las Iglesias que prosperaron materialmente, después de este concilio, las que fueron representadas en el mismo. Ese no fue el caso de las iglesias de escasos recursos que no pudieron enviar representación al concilio.

La enciclopedia católica dice “Algunos obispos, cegados por el esplendor de la corte, se atrevieron aclamar al emperador como si fuera un ángel de Dios, un ser sagrado, y a profetizar que el, tal como el Hijo de Dios, reinará en los cielos”

Un Reino Dividido

En los primeros siglos después de la muerte de nuestro señor Jesús, en periodos de crecimiento y persecución, fue que surgieron multitud de maestros que interpretaban cada uno de manera diferente la palabra de Dios.

Unos con influencias gnósticas [doctrina filosófica y religiosa de los primeros siglos de la iglesia, mezcla de creencias judaicas y orientales, que se dividió en varias sectas y pretendía tener un conocimiento intuitivo y misterioso de las cosas divinas], otros con madonas e imágenes de Babilonia, otros que siendo Judíos insistían en seguir bajo el peso de la ley, siendo férreamente judaizantes en su actitud hacia los cristianos. 

Además, surgieron otras sectas que introdujeron conceptos que confunden y distorsionan la naturaleza de Dios y de su hijo Jesús. Uno de esos conceptos es el de la trinidad, el dios trino. 

Esta doctrina ha sido la causa de mucha sangre inocente derramada a través de los siglos, entre cristianos pensando que le hacian un favor al reino de Dios.

Estas contiendas entre grupos dentro de la Iglesia Cristiana, provocaban inestabilidad en el imperio bajo Constantino. Esta inestabilidad no le permitía a Constantino asegurar la paz en su imperio, cosa necesaria para solidificar su poder y control sobre la extensión de su imperio.

El imperio romano se caracterizaba por intrigas, traiciones, bandos antagónicos, castas de poder tejidas en la estructura de gobierno y superstición. Mucha superstición. 

Una de las cosas que un emperador romano constantemente auscultaba era su porvenir, su futuro, su suerte. Le preguntaba a los Dioses quien iba a salir victorioso si decidía hacer la guerra, que tenia que hacer para vencer a sus enemigos. 

Constantino vio en el dios de los cristianos a una deidad poderosa, y se preocupó en rodearse de quienes podían enseñarle más de su poder. Llegó a mandar a su propia madre, Elena, a recolectar reliquias de Jesús, en Jerusalén. Dicen que Elena colocó clavos de la cruz de Jesús en el arnés del caballo de Constantino y en su casco imperial, para que le ayudara en su gestión. 

Algunas de esas reliquias que Elena trajo de Jerusalén están hoy en dia en Basílicas dentro del Vaticano, pedazos de la Veracruz, el manto sagrado entre otras. Estas basílicas fueron construidas por orden de Constantino para estos propósitos.

Constantino creyó en el poder de Jesús, pero también continuaba creyendo en las otras deidades dentro de los templos paganos de su imperio. 

Tal contradicción refleja la verdadera naturaleza de este emperador romano, quien eliminó la persecución de los cristianos por ser cristianos dentro del imperio, dando paso al la propagación del cristianismo y al origen de la Iglesia Católica Romana. 

Dicen que una de las razones por la cuál Constantino esperó para ser bautizado hasta el mismo momento de su muerte, fue que de esa manera se libraba mientras reinó, de recriminaciones por ser un emperador divino, al cuál el ciudadano Romano le rendía culto, y le dedicaba altares. Después de la muerte de Constantino, la influencia pagana se apodera del estado romano y vuelve la adoración a las deidades, pero esta vez, junto a la iglesia cristiana, que habiendo sido establecida años luego como la religión del estado, permanece, el trigo junto a la cizaña, dentro de la iglesia-estado y en los próximos siglos se extenderá por todo el mundo conocido.

En la sagrada escritura, los autores de los libros del Pacto Renovado, velan por la semilla que han sembrado, exhortan sin cesar y hacen énfasis en no desviarse, y mantenerse en la instrucción que ellos impartieron directamente. El apóstol Pablo visitaba las congregaciones de cristianos, recién formadas, y les ministraba con poder y gracia de Dios. Reforzaba a los pastores y les enseñaba la buena doctrina, según le guiaba el Espíritu Santo. Donde hacia falta, reprendía a los que entraban en contiendas sin fín sobre fabulas y genealogías. Exhortaba a los que se desviaban y los traía de nuevo al camino de la verdad.

Ahora conociendo el trasfondo de este emperador, veamos que significado y repercusiones tiene la convocación de un concilio “ecuménico universal” en el año 325 D.C.

El Concilio de Nicea (325 D.C.)

La razón de ser del Concilio de Nicea fue estabilizar el imperio romano, mediante la Iglesia Cristiana (“El cemento [que une] del imperio”). Constantino no estaba buscando salvar su alma en Cristo, el estaba buscando estabilizar el imperio bajo sus pies, interviniendo directamente en los asuntos de la iglesia cristiana, resolviendo los cismas de manera terminante. No era un teólogo con una tesis que defender, era un político que utilizaba a los obispos y su teología para hacer la unión de la iglesia y el estado. Los obispos también lo utilizaron a el, todos obtenían algo de esta alianza. Esto es intriga política.

En este concilio se condenó la teología de Arrio, quien fue un cristiano que no aceptaba el Concepto de la Trinidad. Era un excelente exponente y estudioso de las escrituras. Fue exiliado y después de unos años aceptado, y dicen que murió ese mismo día. Sus detractores fueron interrogados, quienes luego a su vez fueron desterrados. Una diferencia en la interpretación de la palabra de Dios, debía resolverse mediante discusiones y debates teológicos, pero eso no fue lo que ocurrió.

El Concilio de Nicea no logró eliminar las causas de fuertes controversias en la iglesia.

Pese a que aprobaran el Credo de Nicea todos los obispos menos dos, al marcharse cada uno para su respectiva ciudad, los desacuerdos se encendieron de nuevo, imponiéndose el arrianismo aun en la mayor parte del Imperio Romano. De la manera que el mismo emperador Constantino cambió de parecer respecto a Arrio y su interpretación de la Deidad, asimismo otros líderes religiosos de la época se manifestaban ambivalentes en sus convicciones.

 

Un párrafo de la pluma del obispo Hilario, de Portiers, Francia, pone de relieve el caos creado por las controversias.

 

*-“Existe una cosa tan deplorable como peligrosa, a saber, que entre los seres humanos el número de credos corresponde al número de opiniones, el de doctrinas al de inclinaciones y hay tantas causas de blasfemia como fallas entre nosotros. 

Porque hacemos credos arbitrariamente, también explicándolas arbitrariamente. El vocablo ‘homoousion’ [griego, traducido como ‘consustancialidad’] es rechazado, luego recibido, y entonces dado tantas definiciones, por sínodos sucesivos, que pierde significado. 

El parecido parcial o total del Padre y del Hijo es el sujeto de disputas para estos tiempos infelices.

Cada año, aún más, cada nueva luna, hacemos nuevos credos en el intento de describir misterios invisibles. Nos arrepentimos de lo que hemos hecho, defendemos a los que se arrepienten, para entonces anatemizar a aquellos que defendíamos.

 Condenamos o la doctrina de otros en nosotros mismos, o la nuestra en otros; y así, recíprocamente, despedazándonos los unos a los otros, hemos sido la causa de la ruina el uno del otro.”

*(Traducido del texto encontrado en “El decaimiento y fin del Imperio Romano”, por Edward Gibbon. Tomo I, Página 312. Hilario de Poitiers. Obispo de la iglesia en Poitiers, Francia. Nacido a principios de siglo IV, hacia 315 D.C., en Poitiers, Francia; fallecido en la misma ciudad en 367 D.C..)


** Nota: Este señor también dijo lo siguiente sobre el pueblo Judió: 

"367 - 376 D.C. : St. Hilary of Poitiers referred to Jews as a perverse people who God has cursed forever. St. Ephroem refers to synagogues as brothels." 


[Por un lado reconoce la futilidad de la lucha por poder religioso y por otro se convierte en victimario]


Estas controversias resultaron en persecuciones y muerte en el Siglo IV. Más adelante, también constituyeron un factor importante en las guerras entre los romanos y los "bárbaros", pues estos, en su mayoría, se convirtieron al cristianismo arriano. 

Una parte sustancial del sureste y del central de Europa, incluso muchos de los godos y vándalos habían abrazado al arrianismo, convirtiéndose también los visigodos al cristianismo arriano en 376 D.C., lo cual condujo a que el arrianismo fuera un factor religioso en unas que otras guerras en el Imperio Romano. Además de las persecuciones de cristianos, continuaron las persecuciones a los judíos. 


La Persecución del Pueblo Dispersado, ISRAEL 

Desde que el ejercito Romano destruyó a la Ciudad de Jerusalem, la persecución ha ido en aumento, incluyendo los cristianos que participaron del Concilio de Nicea en 325 D.C.

[El siguiente artículo lo he traido en el idioma inglés]

"Two millennia of Jewish persecution"
Anti-Judaismo: desde 70 hasta 1200 CE

Persecution of Jews by Roman Pagans:

(Numbers represent Year of Common Era)
[Brackets identify references used by author]

70: The Roman Army destroyed Jerusalem, killed over 1 million Jews, took about 100,000 into slavery and captivity, and scattered many from Palestine to other 
locations in the Roman Empire.

Circa 115 -117: Jews in Cyprus, Cyrene, Egypt and parts of Mesopotamia revolted against the Roman Empire in what is known as the Kitos War. This caused the death of several hundreds of thousands of Romans and Jews. The Roman Legions eventually crushed the rebellions. [1]

132: Bar Kochba led a hopeless three-year revolt against the Roman Empire. Many Jews had accepted him as the Messiah. About a half-million Jews were killed; thousands were sold into slavery or taken into captivity.  The rest were exiled from Palestine and scattered throughout the known world, adding to what is now called the "Diaspora." Judaism was no longer recognized as a legal religion. [2]

135: Serious Roman persecution of the Jews began. They were forbidden, upon pain of death, from practicing circumcision, reading the Torah, eating unleavened bread at Passover, etc. A temple dedicated to the Roman pagan god Jupiter was 
erected on temple mountain in Jerusalem. A temple of Venus was built on Golgotha, just outside the city.

200: Roman Emperor Severus forbade religious conversions to Judaism.


Persecution of Jews by Christians:

Initial persecution of Jews was along religious lines. Persecution would cease if the person converted to Christianity.

306: The church Synod of Elvira banned marriages, sexual intercourse and community contacts between Christians and Jews. [3,4]

315: Constantine published the Edict of Milan which extended religious tolerance to Christians. Jews lost many rights with this edict. They were no longer 
permitted to live in Jerusalem, or to proselytize.

325: The Council of Nicea decided to separate the celebration of Easter from the Jewish Passover. They stated: "For it is unbecoming beyond measure that on this holiest of festivals we should follow the customs of the Jews. Henceforth let us have nothing in common with this odious people...We ought not, therefore, to have anything in common with the Jews...our worship follows a...more convenient course...we desire dearest brethren, to separate ourselves from the detestable company of the Jews...How, then, could we follow these Jews, who are almost certainly blinded."

337: Christian Emperor Constantius created a law which made the marriage of a Jewish man to a Christian punishable by death.

339: Converting to Judaism became a criminal offense.

343-381: The Laodicean Synod approved Cannon XXXVIII: "It is not lawful [for Christians] to receive unleavened bread from the Jews, nor to be partakers of their impiety." [5]

367 - 376: St. Hilary of Poitiers referred to Jews as a perverse people who God has cursed forever. St. Ephroem refers to synagogues as brothels.

379-395: Emperor Theodosius the Great permitted the destruction of synagogues if it served a religious purpose. Christianity became the state religion of the 
Roman Empire at this time.

380: The bishop of Milan was responsible for the burning of a synagogue; he referred to it as "an act pleasing to God."

415: The Bishop of Alexandria, St. Cyril, expelled the Jews from that Egyptian city.

415: St. Augustine wrote "The true image of the Hebrew is Judas Iscariot, who sells the Lord for silver. The Jew can never understand the Scriptures and 
forever will bear the guilt for the death of Jesus."

418: St. Jerome, who created the Vulgate translation of the Bible wrote of a synagogue: "If you call it a brothel, a den of vice, the Devil's refuge, Satan's 
fortress, a place to deprave the soul, an abyss of every conceivable disaster or whatever you will, you are still saying less than it deserves."

489 - 519: Christian mobs destroyed the synagogues in Antioch, Daphne (near Antioch) and Ravenna.

528: Emperor Justinian (527-564) passed the Justinian Code. It prohibited Jews from building synagogues, reading the Bible in Hebrew, assemble in public, celebrate Passover before Easter, and testify against Christians in court. [3]

535: The "Synod of Claremont decreed that Jews could not hold public office or have authority over Christians." [3]

538: The 3rd and 4th Councils of Orleans prohibited Jews from appearing in public during the Easter season. Canon XXX decreed that "From the Thursday 
before Easter for four days, Jews may not appear in the company of Christians." [5] Marriages between Christians and Jews were prohibited. Christians were 
prohibited from converting to Judaism. [4]

561: The bishop of Uzes expelled Jews from his diocese in France.

612: Jews were not allowed to own land, to be farmers or enter certain trades.

613: Very serious persecution began in Spain. Jews were given the options of either leaving Spain or converting to Christianity. Jewish children over 6 years of age were taken from their parents and given a Christian education

692: Cannnon II of the Quinisext Council stated: "Let no one in the priestly order nor any layman eat the unleavened bread of the Jews, nor have any familiar 
intercourse with them, nor summon them in illness, nor receive medicines from them, nor bathe with them; but if anyone shall take in hand to do so, if he is a cleric, let him be deposed, but if a layman, let him be cut off." [5]

694: The 17th Church Council of Toledo, Spain defined Jews as the serfs of the prince. This was based, in part, on the beliefs by Chrysostom, Origen, Jerome, 
and other Church Fathers that God punished the Jews with perpetual slavery because of their alleged responsibility for the execution of Jesus. [5]

722: Leo III outlawed Judaism. Jews were baptized against their will.

855: Jews were exiled from Italy.

1050: The Synod of Narbonne prohibited Christians from living in the homes of Jews.

1078: "Pope Gregory VII decreed that Jews could not hold office or be superiors to Christians." [6]

1078: The Synod of Gerona forced Jews to pay church taxes.

1096: The First Crusade was launched in this year. Although the prime goal of the crusades was to liberate Jerusalem from the Muslims, Jews were a second target. As the soldiers passed through Europe on the way to the Holy Land, large numbers of Jews were challenged: "Christ-killers, embrace the Cross or die!" 12,000 Jews in the Rhine Valley alone were killed in the first Crusade. This behavior continued for 8 additional crusades until the 9th in 1272.

1099: The Crusaders forced all of the Jews of Jerusalem into a central synagogue and set it on fire. Those who tried to escape were forced back into the burning building.

1121: Jews were exiled from Flanders (now part of present-day Belgium)

1130: Some Jews in London allegedly killed a sick man. The Jewish people in the city were required to pay 1 million marks as compensation.

1146: The Second Crusade began. A French Monk, Rudolf, called for the destruction of the Jews.

1179: Canon 24 of the Third Lateran Council stated: "Jews should be slaves to Christians and at the same time treated kindly due of humanitarian considerations." 

Canon 26 stated that "the testimony of Christians against Jews is to be preferred in all causes where they use their own witnesses against Christians." [7]

1180: The French King of France, Philip Augustus, arbitrarily seized all Jewish property and expelled the Jews from the country. There was no legal 
justification for this action. They were allowed to sell all movable possessions, but their land and houses were stolen by the king.

1189: Jews were persecuted in England. The Crown claimed all Jewish possessions. Most of their houses were burned.


References:

[1]"Kitos War," Wikipedia, at: http://en.wikipedia.org/
[2]Randy Felton, "Anti-Semitism and the Church," at: http://www.haydid.org/
[3]Fritz B. Voll, "A Short Review of a Troubled History," at: http://www.jcrelations.com/
[4]"Classical and Christian Anti-Semitism," 

at http://www.virtualjerusalem.co.il/
[5]Max Solbrekken, "The Jews & Jesus: Mistreatment of Jews: Christian shame," at: http://www.mswm.org/
[6]Fritz B. Voll, "A Short Review of a Troubled History," at: http://www.jcrelations.com/
[7]Bob Michael, "Jews as Serfs," 

at: http://www.uni-heidelberg.de


[Fin del Artículo en Inglés]


Yo entiendo que todavia dentro de la Iglesia Cristiana hay un sentimiento anti-semita. Lo veo cuando una secta reclama que Israel ya no es el pueblo escogido de YHVH. 

Esto es un impedimento a nuestra propia salvación, pues como rama insertada que somos, no podemos jactarnos sobre los herederos naturales. 

Tenemos que regresar al estudio de las sagradas escrituras y recordar las promesas que ha hecho YHVH a Abraham, Isaac y Jacob. 

Aquí está la bendición para todos, ellos y nosotros como hijos de Dios, co-herederos de las promesas del padre.

  

El pueblo judío sufrió mucha persecución de parte del Imperio Romano, antes de Yeshua y después de Yeshua. Bajo Constantino, las diferencias entre los cristianos y los judíos se acentuaron aún más.

En el año 325 D.C., Constantino convocó a los obispos de las iglesias al Concilio de Nicea, asistieron 318 obispos, ninguno de ascendencia judía. En esos tiempos, como hoy, no todas las iglesias tenían recursos económicos para sostener un viaje hacia un destino a mil millas de distancia. 

Aunque hay algunas fuentes que alegan que Constantino sufragó todos los gastos del viaje de los Obispos. Sin embargo, hay observaciones de que cada Obispo venia acompañado por dos sacerdotes y hasta tres diáconos, de esa manera extrapolando a una comitiva de 1,800 viajeros hacia el concilio, lo cual no parece ser un viaje con gastos pagos.

Como resultado de las deliberaciones de los 318 obispos presentes, se formularon credos y doctrinas teológicas cuyo fin declarado entonces era el de unificar la iglesia de Jesús en la tierra, ya que las disputas doctrinales estaban desestabilizando a la iglesia. 

Constantino endosó todas las decisiones y decretos de los Obispos, mediante la aplicación de la ley civil y la fuerza militar. 

Si los Obispos declaraban que una doctrina era herejía, todo el peso de la ley le sobrevenía a quien fuese acusado de hereje, cárcel o exilio y hasta la muerte.

Constantino abrió el camino para que Teodosio (391 D.C.) hiciera del cristianismo la religión oficial del estado, uniendo al estado y a la religión en una sola entidad, uniendo al imperio mediante la religión.

El judío de hoy en día, ve a Constantino como el Emperador Romano que cambió la observancia del día de descanso “Sabbath” hacia el día del “Venerable día del Sol” o Sunday como se conoce hoy día. 

También los Obispos movieron la celebración de la pascua según la observancia judía, en vez de ser día 14 de Nisan (Abib), que caía cualquier día en el mes, lo movieron al primer domingo, un mes antes del 14 de Nisan.

La iglesia protestante ve a Constantino a través de un Prisma. Algunos lo condenan por haber permitido que los obispos insertaran el concepto de la trinidad o el dios trino. Otros protestantes y católicos romanos lo aprecian por haber cimentado esas mismas doctrinas como el credo apostólico mediante el cual se desarrollaron las religiones existentes del día presente.

Por el Edicto de Milán (313 D.C.) acabó con el culto estatal pagano en Roma, decretó el fin de las persecuciones contra los cristianos y la devolución a éstos de los bienes expropiados. 

Aunque no convirtió al cristianismo en religión oficial del Estado (un paso que daría Teodosio en el 391 D.C.), concedió importantes privilegios y donaciones a la Iglesia, apoyó la construcción de grandes templos y dio preferencia a los cristianos a la hora de seleccionar a sus colaboradores. A cambio, otras comunidades religiosas comenzaron a ser perseguidas dentro del Imperio, como sería el caso de los judíos.

El templo judío fue destruido en el año 70 D.C. por el ejército romano bajo Titus. Entonces Israel fue totalmente destruido como nación debido a la derrota de Bar Kochba (un falso Mesías) en el año 135 D.C. Cientos de miles de judíos fueron masacrados. 

La mayoría de los sobrevivientes fueron dispersados en el “Gamut” o Diáspora, Exilio, muchos fueron vendidos como esclavos. 

Esta derrota final y decisiva de Israel  fue interpretada por muchos cristianos como una señal de que Israel había sido rechazado por su Dios. 

Ahora la Iglesia se veía como el Nuevo Israel. 

Poco a poco comenzó el arraigo del sentimiento anti-semita en el cristianismo. Para el tiempo que Constantino convocó el primer concilio general de la iglesia en Nicea (325 D.C.), el antisemitismo era endémico en la iglesia.

El concilio cambió las fechas (Calendario Lunar por el Gregoriano) de las Fiestas Solemnes

y le robó la bendición a la emergente Iglesia Cristiana

 

Por 2000 años se le ha enseñado a los creyentes en Jesús que deben vivir una vida en pobreza y no procurar prosperidad. El aceptar que la enfermedad es parte de una vida normal. 

La escritura nuestra como YWVH tiene reservado para su pueblo promesas de bendición, si cumplen con sus mandamientos y le honran y le buscan en las fiestas solemnes. Favor de ver los siguientes pasajes de la Biblia:

Versión Biblia de las Américas 

Levítico 23:4-5 (Pesach

14 de Marzo o Abril [14 NISAN]

Pascua

 

4Estas son las fiestas señaladas por el SEÑOR,

santas convocaciones que vosotros proclamaréis en sus fechas señaladas:

5En el mes primero, el día catorce del mes, al anochecer, es la Pascua del SEÑOR.

 

Versión Reina-Valera 1995 (RVR1995

Levítico 23:15-22 (Shavuot

6 de Mayo o Junio [6 SIVAN]

Tabla - Fiestas Judías y Días Sagrados

Fiesta de Pentecostés 

 

15 »Contaréis siete semanas cumplidas desde el día que sigue al sábado,desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida.

16 Hasta el día siguiente al séptimo sábado contaréis cincuenta días, entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová.

17 De vuestras habitaciones llevaréis dos panes como ofrenda mecida, que serán de dos décimas de efa de flor de harina, cocidos con levadura, como primicias para Jehová.

18 Junto con el pan ofreceréis siete corderos de un año, sin defecto, un becerro de la vacada y dos carneros: serán el holocausto para Jehová, además de su ofrenda y sus libaciones, ofrenda de olor grato que se quema a Jehová.

19 »Ofreceréis además un macho cabrío como expiación, y dos corderos de un año en sacrificio de ofrenda de paz.

20 El sacerdote los presentará como ofrenda mecida delante de Jehová, con el pan de las primicias y los dos corderos; serán cosa consagrada a Jehová para el sacerdote.

21 »En este mismo día convocaréis una reunión santa; ningún trabajo de siervos haréis.

Estatuto perpetuo os será, dondequiera que habitéis, por vuestras generaciones.

22 »Cuando seguéis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo, Jehová, vuestro Dios».

   

Versión Biblia de Las Américas;

Levítico 23:26-32 (Yom Kippur

10 de Septiembre o Octubre [10 TISHRI]

Dia de Arrepentimiento

 

26Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo:

27A los diez días de este séptimo mes será el día de expiación; será santa convocación para vosotros, y humillaréis vuestras almas y presentaréis una ofrenda encendida al SEÑOR.

28Tampoco haréis ningún trabajo en este día, porque es día de expiación, para hacer expiación por vosotros delante del SEÑOR vuestro Dios.

29Si alguna persona no se humilla en este mismo día, será cortada de su pueblo.

30Y a cualquier persona que haga trabajo alguno en este mismo día,a esa persona la exterminaré de entre su pueblo.

31No haréis, pues, trabajo alguno.

Estatuto perpetuo será para vuestras generaciones dondequiera que habitéis.

32Será día de completo reposo para vosotros, y humillaréis vuestras almas; a los nueve días del mes por la tarde, de una tarde a otra tarde, guardaréis vuestro reposo.

 

Versión Reina-Valera 1995 (RVR1995)

Levítico 23:33-43 (Sukkot

15-21 de Septiembre o Octubre [15-21 TISHRI]

Fiesta de los Tabernáculos

 

33 Habló Jehová a Moisés y le dijo:

34 «Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de ese mes séptimo celebraréisdurante siete días la fiesta solemne de los Tabernáculos en honor a Jehová.

35 El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis.

36 Durante siete días presentaréis ofrenda quemada a Jehová. El octavo día tendréis santa convocación,y presentaréis ofrenda quemada a Jehová; es fiesta, ningún trabajo de siervos haréis.

37 »Estas son las fiestas solemnes de Jehová, en las que convocaréis santas reuniones,para ofrecer ofrenda quemada a Jehová, holocausto y ofrenda, sacrificio y libaciones, cada cosa en su día,

38 además de los sábados de Jehová, de vuestros dones, de todos vuestros votos y de todas las ofrendas voluntarias que acostumbráis dar a Jehová.

39 »Pero a los quince días del séptimo mes, cuando hayáis recogido el fruto de la tierra,haréis fiesta a Jehová por siete días; el primer día será de descanso, y el octavo día será también día de descanso.

40 Tomaréis el primer día ramas con frutos de los mejores árboles, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos y sauces de los arroyos, y durante siete días os regocijaréis delante de Jehová, vuestro Dios.

41 Le haréis fiesta a Jehová durante siete días cada año.

Os será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el séptimo mes la haréis.

42 En tabernáculos habitaréis siete días; todo natural de Israel habitará en tabernáculos,

43 para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israelcuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.

 

Estas son ordenanzas y estatutos perpetuos para la casa de Israel. Nosotros ahora somos una rama insertada en el árbol de Israel. Somos herederos conjunto a las otras ramas de las bendiciones y promesas hechas por el Padre Eterno a Abraham, Isaac y Jacob. 

Si somos herederos, debemos también ser obedientes con los estatutos. Si lo hacemos, seremos prósperos en lo que hagamos y sembremos. Si buscamos la santidad y sacamos toda iniquidad de nuestras vidas seremos sanos de las enfermedades.

Si no conocíamos las fechas y el verdadero significado de las Fiestas Sagradas de Israel, no podíamos honrar en las fechas que nuestro Padre y Dios Eterno mandó a observar, y no podíamos entender a cuantas bendiciones estábamos ajenos, por falta de conocimiento. 

Esto fue el resultado de la persecución al pueblo judío y el cambio del calendario hebreo por el gregoriano, después del Concilio de Nicea.

El Concilio de Nicea, con su teología anti-Judáica, preparó las bases para la legislación anti-semítica de los concilios posteriores. El concilio de Antioquia (341 D.C.) prohibió a los cristianos de celebrar la pascua con los Judíos. El concilio de Laodicea en el mismo siglo, le prohibió a los cristianos el observar el “Sabbath” judío (y bíblico). Es que entonces algunos cristianos habían estado observando ambos, el domingo y el sábado (Sabbath). 

También les fue prohibido a los cristianos el recibir regalos de judíos o matzoh de los festivales Judíos.

La Pascua era todavía celebrada por la iglesia cristiana, pero en la iglesia hubieron quienes vieron una necesidad de diferenciar “su” pascua de la del judío. 

Los Obispos decidieron mover la celebración de la pascua al primer domingo después de la pascua judía (en la mayoría de los años).  

La pascua judía siempre cae en el dia 14 de Abib (Nisan), el cual puede caer en cualquier día de la semana. 

Siglos después, el mismo nombre de pascua (o Pesakh) se tornó en algo de mal gusto para la iglesia, y el termino “Easter” del inglés antiguo [Eastre o Eostre] se comenzó a utilizar en su lugar. 

El nombre [Eastre] se refiere a “Eostur-monath”, un mes del antiguo calendario germánico según asegura “Bede” (Escritor Antiguo), quién escribe que ese nombre proviene de la diosa Eostre, del paganismo anglo-sajón. 

En tiempos tan recientes como 1989, la celebración de la Pascua Cristiana fue casi un mes antes de la pascua judía. 

El primer edicto que favorecía el “Dia venerable del Sol” (Domingo) fue emitido en el Concilio de Nicea. Hasta ese momento, tanto los cristianos como los judíos celebraban el séptimo dia o Sabbath, según el mandamiento bíblico.

El Judaísmo no era una “secta prohibida” de acuerdo al Codex Theodosianus de 438 D.C.  Se les concedía los mismos derechos a los Rabinos que a los clérigos cristianos. No era permitido perturbar a los judíos en su “Sabbath” o en sus días festivos. Sus sinagogas no podían ser atacadas, violadas, quemadas o confiscadas. 

Sin embargo, la conversión era de una sola vía. Los judíos podían convertirse al cristianismo, se les estimulaba a que se convirtieran. Sin embargo, se les prohibía a los cristianos convertirse al judaísmo. también, se les prohibía a los judíos el poseer esclavos cristianos, pero los cristianos podían poseer esclavos judíos. 

A los cristianos les estaba prohibido so pena de muerte el casarse con judíos. Los tribunales judíos eran considerados validos solo en materias puramente religiosas.

El impuesto judío (Fiscus Judaicus), que prevalecía de siglos anteriores, se exigía su cumplimiento, siendo un impuesto que le era requerido solo a los judíos pagar a los gobernantes y autoridades. Hubieron pocas protecciones dentro del Codex Judaicus para los judíos, y las mismas duraron relativamente muy poco tiempo.  

No paso mucho tiempo (décadas) sin que los ataques contra los judíos y sus sinagogas fueran cosa común y rutinaria. El judío fue un ciudadano de segunda clase, protegido en alguna manera por ley, escasamente tolerado, tenían el “dhimmi” estatus que se le otorgaba a los no-musulmanes dentro de los países Islámicos.

Este periodo sin embargo representa una buena época para los judíos, comparado con los horrores de los cuales serán victimas en siglos venideros por “La Iglesia Triunfante”. El apóstol Pablo (Rav Shaul) encomendó a los cristianos a “provocar a celos” a los judíos mediante el ejemplo de una vida recta y justa. Desafortunadamente los cristianos solo guardaron la mitad de la encomienda, se enfocaron en provocar a los judíos.

Si consideramos que en el Concilio de Nicea había un anti-semitismo rampante, es sorprendente ver judíos mesiánicos en la actualidad, que citan decisiones del Concilio de Nicea, en sostén de ciertas teologías o credos. 

El Concilio de Nicea (el primer concilio genuinamente Católico Romano) fue bastante orientado hacia los credos. Esto permanece muy cierto en nuestro tiempo presente, en el cristianismo de hoy. Los credos (sistemas de principios o creencias) son mas importantes que la fe de uno y el amor a la verdad de la palabra de Dios.

En el judaísmo, la observancia del Mitzvot es la prueba (litmus) de un buen judío. Poco énfasis es colocado sobre los credos. Debido a la importancia y énfasis que la iglesia cristiana a puesto sobre los credos, ha tenido como resultado la muerte de millones de mártires y “herejes”. 

A faltado el amor y la caridad entre cristianos, de hecho, un judío tenia mas oportunidades para sobrevivir que un cristiano señalado como hereje.

En fin, El Concilio de Nicea tuvo una influencia en toda la iglesia cristiana y en el judaísmo. Constantino fue un emperador romano y máximo pontícife sobre la iglesia cristiana convocada en Nicea. Su influencia sobre los obispos fue determinante en las votaciones y en las actitudes de los concilios posteriores. 

Sin embargo, el no fue el único causante de la infiltración pagana en la Iglesia, lo fueron todos los cristianos que lo permitieron y tomaron por rehén a la Iglesia de Dios para hacerla su propiedad y dominio.



Favor de pasar a la próxima página,                   Doctrina de la Trinidad.





 * EN CONSTRUCCION - PRONTO SERA ACTUALIZADA.







  


Nulla